En la transformación y renovación vincular las actividades lúdicas

En el contexto que el mundo está viviendo, las instituciones educativas han tenido que transformarse y renovar sus metodologías de enseñanza. En ese escenario, vincular las actividades lúdicas como parte del currículo, cumple un papel fundamental en el desarrollo integral de las niñas, niños y jóvenes.

Incluir programas con acciones creativas y eficientes para la formación virtual, en donde se incentiven y trabajen de manera correcta los estados emocionales de los estudiantes, garantiza un mejor rendimiento académico y, además, potencia el bienestar, las fortalezas, capacidades y el desarrollo de la creatividad, lo que contribuye en la formación de individuos críticos, responsables y comprometidos con la sociedad.

¿Cuál es el sentido de la educación en este momento?

La educación ha tenido que renovarse, reconociendo nuevas tareas que tienen que ver con esos escenarios en donde el aprendizaje y el desarrollo cognitivo son la prioridad. Así mismo, el trabajar por reconocer espacios para la resiliencia, la importancia de la familia como un ambiente de corresponsabilidad para la enseñanza, la responsabilidad, autonomía y la solidaridad en estos tiempos de crisis. Lo anterior, será de ayuda para que los estudiantes puedan comprender que el mundo está cambiando y, por ende, los procesos de educativos.

El confinamiento y el dejar de lado las rutinas a las que estábamos acostumbrados, puede llegar a generar preguntas, y un sinfín de dificultades, que, con el adecuado acompañamiento tanto de los padres como del colegio, estos extraños días podrán ser aprovechados al máximo.

Según Sandra Moreno, Coordinadora Académica del Gimnasio Moderno, “es importante establecer nuevas metodologías que permitan el funcionamiento y rendimiento tanto de los profesores como de los estudiantes. No solo de trata de dictar clases y dejar tareas como se suele hacer en la educación presencial, sino por el contrario, las instituciones debemos ser creativas y llevar el conocimiento de una manera distinta”.

Respecto a lo anterior, el colegio Gimnasio Moderno, en una tercera fase de su proceso de virtualización, ha implementado metodologías que están transformando la educación en una orientación enfocada al bienestar emocional de sus alumnos, en donde prima el desarrollo de ciudadanos con propósito. A continuación, algunas prácticas:

- Establecer horarios distintos a los ya determinados, con el objetivo de formar una red de apoyo diferencial para escuchar y conversar con los estudiantes.

-  Dirigir actividades lúdicas que permitan acercar a los alumnos con las personas que más extrañan. Esto, a través de videos y cartas.

- Espacios de movimiento para el cuerpo con el ánimo de fomentar el entrenamiento funcional, la relajación y la meditación.

-  Actividades orientadas hacia el arte, el teatro y la culinaria, con el propósito de potenciar la creatividad.

- Optimizar los espacios como las bibliotecas virtuales, a través de libros interactivos para hacer que la palabra se convierta en un instrumento de expresión.

- Jornadas extracurriculares para generar espacios de conocimiento e interacción en familia, por ejemplo: deporte, recetas culinarias para compartir, juegos divertidos, etc.

“La educación virtual no solo debe buscar contribuir al aprendizaje desde lo académico, también, debe estar alineada con la formación de estudiantes íntegros, en donde el dinamismo y la inspiración son esenciales, al igual que las experiencias positivas que transcienden en su vida”, concluyó la académica.

Debes Leer

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

Videos

  • 1
  • 2